El saldo de una experiencia que el charrúa Edinson Rodríguez no olvidará

Aunque en la pista el resultado no fue el deseado ya que Roman River (Holy Roman Emperor) arribó penúltimo, la experiencia para el jockey uruguayo dejó nuevos aprendizajes y le permitió ser parte de un gran evento en donde se midió a varios de los mejores jockeys del mundo.


 Photo: Cedida - Germán Boiso
Edinson Rodríguez en el sillín de Roman River (Holy Roman Emperor), los días previos a la carrera. Photo: Cedida

Roman River fue parte de la Saudi Arabian Airlines Riyahd Dirt Spint que se corrió sobre 1200 metros y tenía una bolsa de 1.5 millones de dólares, premio monetario enorme en comparación con nuestro turf. La carrera fue ganada en gran final por Copano Kicking (Spring At Last) que en el disco superó al gran favorito Matera Sky (Speighstown). Roman River llegó décimo segundo a más de una veintena de cuerpos del ganador.

Eso no impidió que el profesional valorara esta nueva experiencia internacional, en un escenario que el fin de semana se robó todas las miradas del turf mundial.

"Estoy muy agradecido por la oportunidad de participar en una carrera tan importante y en una fiesta de una magnitud impresionante en donde estaban los mejores del mundo. Es una oportunidad que se valora mucho y que me enorgullece. Es una fiesta impresionante, corrí ante grandes jockeys, los mejores del mundo, jinetes que yo veía por la televisión y ahora cumplo el sueño de competir ante ellos", relata el profesional su experiencia en Arabia Saudita.

Respecto del resultado conseguido, Edinson Rodríguez puntualiza respecto al cometido de su conducido, que varias semanas antes de la carrera debió sortear un inconveniente que le impidió llegar en mejores condiciones.

"El resultado no fue bueno, el caballo no llegaba en la mejor forma, hace un mes había tenido un problema de salud en el que la pasó mal. El equipo lo logró salvar y recuperar, pero el caballo no llegaba con los 10 puntos porque apenas llegaba con dos partidas cortas. De igual forma uno tenía fe e ilusión porque es un gran caballo. Para él era todo nuevo, la pista, correr por primera vez en arena y por primera vez en la noche. Pero él es un pingo, se recuperó y pudo estar presente en la carrera y el me permitió estar presente. Como siempre, contento, orgulloso y tranquilo con el trabajo que se está haciendo. En la previa uno siempre se ilusiona, pero sabíamos lo bravo que era, el me dio lo que tenía, vino con ellos hasta entrar al derecho que era para lo que estaba preparado, luego sintió el esfuerzo. Ojalá tengamos la revancha el año que viene ya que el caballo va a seguir corriendo y sin dudas se merece volver el próximo año con los 10 puntos y ojalá se nos de esa chance. Quiero agradecerle a toda la gente de Uruguay que está siempre pendiente y que a través de las redes sociales me envía mensajes de forma continúa y me desea lo mejor. Ha sido una gran experiencia y ya estamos de nuevo en Bahrein para seguir trabajando duro", cerró el profesional.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)