Los propietarios chilenos y el "sueño americano"

Lo que hasta hace unos años era impensado, este último fin de semana se concretó el éxito de tres casaquillas de la hípica chilena en el concierto estadounidense, luciéndose victoriosas en Santa Anita y en Gulfstream Park, para satisfacción de sus responsables que buscan ganarse un lugar en una industria cada vez más globalizada.


 Photo: Gulfstream Park - Sebastián Bravo L.
Diamonds Enjoy (Kitten's Joy) y Edgard Zayas, pusieron la casaquilla del Haras Lizzie al tope del marcador en Gulfstream Park. Photo: Gulfstream Park

Luego de adquirir en 2013 los campos de Vinery Farm en Kentucky, Haras Don Alberto se transformó en pionero y quizás en el más relevante establecimiento de la hípica chilena en adentrarse de lleno al siempre exigente circuito norteamericano, al menos en la última época.

Transcurridos más de siete años desde esa fecha, las sedas del Don Alberto Stable registran más de 90 éxitos en Estados Unidos, otros tantos como Don Alberto Corporation. Su principal estandarte en estos años incursionando en el turf más desarrollado del planeta fue Unique Bella (Tapit), superando los 1.2 millones de dólares en premios obtenidos y condecorada dos años consecutivos con el Eclipse Award, en 2017 con el título de campeona sprinter y en 2018 como campeona mayor.

El primer festejo del 2021 para las enseñas de Carlos Heller y Liliana Solari en Estados Unidos llegó el pasado 8 de enero en Santa Anita Park, gracias a la faena de Moraz (Empire Maker), que junto a Umberto Rispoli se graduó de ganadora en apenas su segunda actuación pistera, adjudicándose un Maiden special weight sobre una milla en la arena.

También en Santa Anita, pero 24 horas después, Umberto Rispoli nuevamente fue artífice de las ilusiones nacionales, pues luciendo la casaquilla del Haras Matriarca de la familia Sullivan, brilló en el sillín de la chilena Sanenus (Scat Daddy) en La Cañada Stakes (G3), aventura internacional que para dichas enseñas ya tenían un precedente hace unas temporadas, con la recordada velocista Paquita Coqueta (Scat Daddy).

El domingo en Gulfstream Park se completó "la tripleta" de studs chilenos en Estados Unidos, pues el Haras Lizzie de Pablo Trucco festejó en un claiming con 22 mil dólares en recompensa gracias al desempeño de Diamonds Enjoy (Kitten´s Joy), bajo el alero del entrenador Amador Sánchez.

Otros propietarios reconocidos de la escena chilena que han incursionado recientemente en Estados Unidos, también con la preparación de Sánchez, son el stud Los Tanderos del turfman Javier Said, que registró cuatro victorias en 2020 con Chiclet´s Dream (City Zip) como principal exponente y el stud Alvidal del reconocido futbolista Arturo Vidal, que durante 2020 reactivó su deseo de internacionalizar su casaquilla, anhelo que tuvo una primera etapa en 2014.

Otra enseña reconocida a nivel nacional que ha conquistado victorias en Estados Unidos durante la temporada recién pasada, corresponde a la del stud Super Super de la familia Sánchez, coincidiendo estas con el establecimiento del entrenador Amador Sánchez en Gulfstream Park.

Esta irrupción de propietarios chilenos en busca de abrirse un lugar en el turf estadounidense, dice relación el arribo de varios profesionales compatriotas que se han establecido de forma definitiva en dicho país, lo que también ha propiciado la llegada de más caballos nacidos en Chile en los variados escenarios que ofrece la hípica en Estados Unidos.

Y el entusiasmo, que ojalá sirva de motivación para otros propietarios, ha sabido traer réditos, basta con refrescar la memoria reciente para retraerse un par de temporadas para ver a los ases Wow Cat (Lookin At Lucky) y Robert Bruce (Fast Company), con los colores del stud Vendaval y del Haras Convento Viejo, respectivamente, siendo dignos representantes del elevage nacional en pleitos de Grupo 1 y en eventos de renombre como la Breeders´ Cup.   



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)