"Es mucho dinero": Baffert llevaría a Charlatán a la Saudi Cup y descartaría la "Pegasus"

El trainer cree que la carrera en Gulfstream Park está muy cerca y por eso se inclinaría por un viaje a Asia. "Ese es el plan en este momento", apuntó.


 Photo: Benoit Photo - C. Henríquez S.
Charlatán (Speightstown) ganando al galope en su reaparecida en el Malibu Stakes (G1). Photo: Benoit Photo

El camino de Charlatán (Speightstown) en las pistas ya parece tener un nuevo norte, y sus responsables llevarían sus pasos fuera de EEUU, ya que lo más seguro es que su próxima salida a la pista sea la Saudi Cup el 20 de febrero en el Hipódromo King Abdulaziz en Riyadh, encuentro que reparte US$ 20 millones.

El pupilo de Bob Baffert era uno de los invitados a la Pegasus World Cup (G1) que se disputará el 23 de enero en Gulfstream Park, prueba que reparte 3 millones de dólares, sin embargo, el trainer considera que está muy cercana a su anterior salida y lo mejor para el caballo sería tener un tiempo más de descanso, aunque también dejó en claro que el factor económico, al parecer, de igual forma tiene peso en la decisión.

"Ese es el plan en este momento", aseguró el preparador mientras hablaba con los medios en Santa Anita.

"Tengo otra semana para tomar una decisión, pero él regresaría un poco rápido para la otra carrera (la Pegasus) después de un largo descanso. Corrió muy fuerte, eso me preocupa", apuntó.

La prueba en la que Charlatán "corrió muy fuerte", fue el Malibu Stakes (G1) del pasado 26 de diciembre, competencia que lo vio por primera vez en pista luego de casi 8 meses, por lo que ni siquiera tendría un mes de preparación para el desafío en el recinto de Florida.

El criado por Stonestreet Thoroughbred Holdings LLC, había ganado una de las versiones del Arkansas Derby (G1) el 2 de mayo, pero terminó siendo distanciado al último lugar por medicamentación y tras ello sufrió un par de lesiones que terminaron con el potrillo pasando por el quirófano.

En su regreso en Santa Anita dio una exhibición en el compromiso de 1.400 metros, ya que venció por 4 1/2 cuerpos a Express Train (Union Rags), sin ser exigido a fondo y sin recibir un solo fustazo por parte de Mike Smith.

Baffert aseguró que lo que le "gustaba de la carrera Saudí", es que es una prueba de 1.800 metros "y Charlatán es muy rápido. Es un desafío, pero son 20 millones de dólares. Eso es mucho dinero".

El caballo volvió a la cancha el pasado sábado para realizar un relajado cotejo en el que marcó un tiempo de 49.80 para los 800 metros, siendo el crono 52 de 63 de los que se registraron esa mañana en el recinto de California.

Hay que recordar que la Saudi Cup 2020 aún se "sigue disputando", ya que los organizadores todavía no han pagado el premio al primer lugar de 10 millones de dólares a los dueños de Maximum Security (New Year´s Day).

Jason Servis, quien entrenaba al caballo en ese momento, está siendo investigado y fue acusado por fiscales federales en EEUU, junto a otros entrenadores y veterinarios, bajo una serie de cargos por dopaje, por lo que las autoridades del Jockey Club de Arabia Saudí iniciaron su propia indagatoria luego de recibir una objeción contra la participación de Maximum Security, la que aún no tiene resultados. 



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)