Bob Baffert en medio de otra polémica tras dos nuevos casos positivos en menos de una semana

El trainer nuevamente está en el ojo del huracán por dos f.s. con medicamentación, entre ellos la campeona Gamine, que se prepara para correr el Breeders´ Cup Filly & Mare Sprint (G1).


 Photo: AP/Charlie Riedel - C. Henríquez S.
El abogado de Bob Baffert nuevamente le quitó responsabilidad en los dos casos de medicamentación a su representado. Photo: AP/Charlie Riedel

A 10 días de la disputa de una nueva versión de la Breeders´ Cup, el trainer Bob Baffert está bajó la atención de todo el mundo del turf en EEUU, pero no sólo por lo que pasará en la pista, sino también por los nuevos casos positivos que está enfrentando su caballeriza.

Otra vez en la polémica se encuentra uno de los mejores corrales de EEUU y todo partió la semana anterior cuando la Comisión de Carreras de Caballos de Kentucky informó una violación de Clase C el 4 de septiembre, día en que se disputó el Kentucky Oaks (G1).

Aunque no se señaló qué caballo era el que había dado positivo, el jueves 22 de octubre, el New York Times aseguró que la hembra era Gamine en base a lo informado por dos fuentes no identificadas y que además "solicitaron el anonimato".

La sustancia encontrada fue betametasona y ese mismo día, Craig Robertson, abogado de Baffert, hizo una declaración indicando que "es un medicamento antiinflamatorio legal de uso común. No es una sustancia prohibida" y que se le había administrado a la yegua el 17 de agosto por su veterinario, indica Horse Racing Nation.

Según la Comisión, la betametasona debería desaparecer del sistema 14 días después de administrada, por lo que Robertson apuntó que "si los reguladores les dicen que un medicamento se eliminará del sistema de un caballo en 14 días, debemos poder confiar en esa información".

Aunque aún no hay una resolución sobre este caso, Gamine ya había sido descalificada este año, cuando ganó un allowance optional claiming en Oakland Park el 2 mayo, mismo día en que Charlatan, vencedor de una de las dos versiones del Arkansas Derby (G1), también dio positivo por lidocaína, un anestésico local. Ambos ejemplares terminaron descalificados y enviados al último lugar.

Gamine está siendo preparada para correr el Breeders´ Cup Filly & Mare Sprint (G1) y no está claro cuándo se conocerá la resolución del caso y si la podría sacar de la carrera.

En menos de una semana, nuevamente un caballo del trainer dio positivo y según el informe del 27 de octubre de la Junta de Carreras de Caballos de California, el turno fue de Merneith, quien fue segundo el 25 de julio en el hipódromo de Del Mar, y que tras la prueba llegó sexto y luego ganó el 11 de este mes en Santa Anita.

Esta vez se encontró la presencia de dextrorfano, un metabolito activo del agente antitusivo dextrometorfano, por lo que se encuentra comúnmente en los jarabes para la tos y remedios para tratar el resfrío.

La falta representa una infracción de clase 4 según la clasificación de la Association of Racing Commissioners International.

Aunque aún no se entrega la contramuestra, Baffert está enfrentando una sanción de clase B, y podría recibir un mínimo de 30 días de suspensión y una multa que parte en los 500 dólares.

En algo que ya se hace una costumbre, el abogado del preparador le dijo a Bloodhorse que el cuidador de Merneith había tenido Covid-19, y que cuando volvió al trabajo estaba tomando dos medicamentos para la tos, DayQuil y NyQuil y que de esa forma el ejemplar había terminado dando positivo.

"Creemos que así fue como el caballo entró en contacto con esa sustancia, porque nunca le daría un antitusivo a un caballo. Es sólo otro caso de contaminación", apuntó.

Hay que indicar que desde la cuadra de Baffert indicaron que el primer positivo de Gamine, y el de Charlatan, se había dado también por contaminación luego de que uno de sus entrenadores asistentes manipulara un parche para el dolor de espalda y luego preparara a ambos f.s. para correr.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)