Nuevo avance del Covid-19 deja a las carreras de Reino Unido sin público y restricciones podrían extenderse por 6 meses

Las autoridades del turf indicaron que la hípica se enfrenta a una "severa amenaza" y calificaron los anuncios como un "duro golpe" para la industria.


 Photo: Getty - C. Henríquez S.
Photo: Getty

La nueva ola de Covid-19 que avanza sobre varios países de Europa otra vez está complicando a las carreras en el Reino Unido y le dio un "duro golpe", ya que el Gobierno pospuso el retorno del público masivo a los espectáculos deportivos, los que se iniciarían el próximo 1 de octubre.

El primer ministro Boris Johnson hizo los anuncios en la Cámara de los Comunes indicando que "tenemos que reconocer que la propagación del virus está afectando ahora nuestra capacidad para reabrir conferencias de negocios, exposiciones y grandes eventos deportivos, por lo que no podremos hacerlo".

"No escatimaremos esfuerzos en el desarrollo de vacunas, tratamientos y nuevas formas de pruebas masivas, pero a menos que logremos un progreso palpable, debemos asumir que las restricciones que he anunciado permanecerán vigentes durante quizás seis meses", agregó Johnson en declaraciones que reproduce Racing Post.

El primer ministro dejó en claro que si las condiciones cambian se revisarán las medidas, pero en este momento los contagios y transmisión del coronavirus es "alta o está aumentando exponencialmente".

"Siempre supimos que, si bien pudimos haber hecho retroceder el virus, la perspectiva de una segunda ola es real y, como en Francia y España, hemos llegado a un punto de inflexión peligroso", apuntó.

Esta decisión del Gobierno británico llega en un momento en que todo estaba listo para permitir la llegada de espectadores, de hecho, ayer lunes en Warwick, se había llevado a cabo un programa piloto en el que se recibieron cerca de 450 personas en la pista, señala Time Form.

Este fin de semana, además, en las jornadas de jueves, viernes y sábado del Newmarket´s Cambridgeshire meeting, se había establecido que podrían llegar 1.000 aficionados en cada jornada, lo que finalmente quedó en nada.

"Siguiendo la guía gubernamental el programa piloto de espectadores se ha pospuesto, la reunión de Cambridgeshire se llevará a cabo en Rowley Mile del 24 al 26 de septiembre como un evento a puerta cerrada", indica una declaración pública en la página web de Newmarket.

"Este se limitará a los participantes, propietarios de caballos y personal esencial del día de la carrera siguiendo los estrictos protocolos de salud y seguridad existentes que se han implementado por la British Racing desde que el deporte se reanudó sin espectadores el 1 de junio", cierra el texto.

En tanto, la British Horseracing Authority, la Racecourse Association y Horsemen´s Group emitieron una declaración conjunta calificando la decisión como "un duro golpe para la industria de las carreras de caballos y para las personas y comunidades que dependen de ella para vivir".

"A pesar de todos esos esfuerzos, nuestra industria se enfrenta ahora a una grave amenaza. Somos el segundo deporte de espectadores más concurrido del país. Sin los millones de personas que normalmente disfrutan de un día en las carreras, los trabajos de muchas personas corren un grave riesgo, al igual que las empresas en las que trabajan", se puede leer en el texto que cita At The Races.

Las organizaciones señalaron que ya le habían planteado al Gobierno que este año se perderían entre 250 y 300 millones de libras esterlinas por la pandemia y que ahora deberán "llevar a cabo una nueva evaluación del impacto económico", por lo que trabajarán con las autoridades para "implementar una asistencia financiera".



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)