Sus colegas blancos ganaban más del doble que él: relator latino demanda a la NYRA por discriminación

El panameño Luis Grandison, que hasta este año relataba las carreras de Aqueduct, Belmont y Saratoga para el público de habla hispana, demandó a su ex empleador alegando inequidad en los sueldos. "No puedes tener a un hombre blanco y un latino negro sentados en la pista haciendo el mismo trabajo y pagarle al blanco más del doble", dice el abogado del narrador.


 Photo: Erica Miller - Ignacio Pacheco A.
Photo: Erica Miller

Luis Grandison, el primer latino en trabajar a tiempo completo en pistas estadounidenses narrando carreras en español, demandó a la Asociación de Carreras de Nueva York (NYRA, por sus siglas en inglés), alegando que le pagaban menos de la mitad que a su contraparte de habla inglesa.

En la demanda, presentada este martes en la Corte Federal de Brooklyn, Grandison expuso que a pesar de que su trabajo jugó un papel vital para llegar al público hispano en los hipódromos de Aqueduct, Belmont Park y Saratoga, sólo le pagaban US$60 mil al año. En contraste, su colega Tom Durkin ganaba US$440 mil antes de jubilarse y su sucesor, Larry Collmus, tenía un sueldo anual de aproximadamente US$200 mil.

"Grandison ha realizado exactamente el mismo trabajo de relatar carreras en ´NYRA en español´ que sus homólogos estadounidenses blancos realizaron en inglés en las mismas pistas de carreras, bajo la misma jefatura, usando las mismas habilidades de oratoria y la misma transmisión televisiva", dice la demanda. "La única diferencia entre Grandison y, por ejemplo, Larry Collmus, es que el primero es un latino de raza negra que habla español y el segundo es un estadounidense blanco que habla inglés. Su trabajo como relatores era idéntico". 

Grandison fue separado de su trabajo en marzo, al comienzo de la crisis sanitaria del COVID-19, y finalmente fue despedido en junio. El relator panameño ya se había quejado de su salario en dos ocasiones, pero sus supervisores le negaron el aumento. Collmus, en tanto, ya no está trabajando para la NYRA, pero su reemplazante John Imbriale fue contratado por un sueldo que también está en torno a los US$200 mil anuales.

"No puedes tener a un hombre blanco y un latino negro sentados en la pista haciendo el mismo trabajo y pagarle al blanco más del doble. Esta demanda no será una carrera de caballos que se defina estrechamente", dijo Louis Pechman, abogado de Grandison, al New York Daily News.

La defensa del relator busca daños y perjuicios no especificados por discriminación. Por su parte, la NYRA aún no se refirió públicamente al asunto.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)