"Ahora puedo comer pizza": ex jinete Elvis Trujillo comienza su carrera como preparador

A sus 36 años, el panameño colgó la fusta definitivamente y ahora está comenzando su carrera como entrenador en Laurel Park, donde tiene a cargo a ocho caballos. "No pude disfrutar más mi etapa como jockey porque siempre tenía que bajarme de peso. En cambio, ahora puedo comer todo lo que quiera", comenta Trujillo.


 Photo: Laurel Park - Ignacio Pacheco A.
Photo: Laurel Park

Por primera vez en más de dos años, el nombre de Elvis Trujillo está de regreso en los programas de carreras, aunque no en el lugar habitual. A sus 36 años, el ex jinete colgó la fusta definitivamente y ahora está comenzando su carrera como entrenador en el hipódromo de Laurel Park, donde tiene a cargo a ocho caballos.

Nacido en Panamá y graduado de la famosa Escuela de Jinetes Laffit Pincay Jr, Trujillo ganó 2.102 carreras como jockey entre 2001 y 2018, llegando a Maryland en 2017 motivado por su tío José Corrales, exitoso entrenador en dicho circuito. Juntos ganaron numerosas carreras, hasta que el jinete se vio envuelto en una triple rodada ocurrida el 10 de marzo de 2018, resultando con fracturas de costillas y esternón.

"Después que me lesioné, comencé a entrenar caballos con mi tío", recuerda Trujillo. "Ahora tengo mi propia licencia y estoy empezando por mi cuenta. Es muy emocionante".

El nuevo entrenador ensilló a su primer corredor el 9 de agosto en Monmouth Park, logrando un segundo lugar con el caballo Confusion Baby Boy (Not Bourbon). Ese mismo día presentó a Eje Gama (Overanalyze), que llegó cuarto, y el viernes debuta en Laurel con Mystic Times (Tiznow).

"Tuve la suerte de ganar muchas carreras como jockey, y ahora quiero intentar hacer lo mismo como entrenador. Voy a intentar hacerlo lo mejor que pueda", dijo Trujillo. "Agradezco a Dios por darme la oportunidad de empezar de nuevo. Es una forma diferente, pero es algo bueno. Estoy feliz".

Antes de llegar a Maryland, Trujillo montó principalmente en los circuitos de California, Chicago, Florida y Nueva Jersey, ganando estadísticas en Calder y Monmouth. Su victoria más relevante la logró con la yegua Maryfield (Elusive Quality) en la Breeders´ Cup Filly & Mare Sprint (G1) de 2007 y también fue el jinete titular de Presious Passion (Royal Anthem), con el que ganó seis clásicos de grupo y casi US$1,9 millones en premios.

"Ahora paso más tiempo con los caballos", comenta Trujillo. "Antes, cuando montaba, iba a trabajar y volvía a mi casa. Pero ahora tengo que preocuparme de alimentarlos y cuidarlos. Y al mismo tiempo, también puedo pasar más tiempo con mis hijos. Eso me encanta".

El panameño fue un jinete muy querido y respetado en el ambiente hípico. Su físico lo obligó a luchar durante largos años contra la balanza, pero ahora está disfrutando los beneficios de su nuevo trabajo.

"A veces echo de menos montar, pero siempre tuve problemas con el peso. No pude disfrutar más esa etapa porque constantemente tenía que bajarme kilos. En cambio, ahora puedo comer pizza. Puedo comer todo lo que quiera".



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)