Texas Red: el padrillo hijo de la chilena Ramatuelle que hace noticia en Estados Unidos

Gracias al triunfo de su hija My Girl Red en el Sorrento Stakes (G2) en Del Mar, el padrillo Texas Red, hijo de la yegua chilena Ramatuelle, trepó hasta el tercer lugar de la Estadística de Padrillos con 1ª generación en Estados Unidos por sumas ganadas.


 Photo: CrestWood Farm - S. Bravo
Texas Red (Afleet Alex) Photo: CrestWood Farm

Hace algunos años, en la temporada 2014, Texas Red se tomó los primeros planos con su resonante triunfo en la Breeders? Cup Juvenile (G1) y su victoria en uno de los meetings más emblemáticos del turf mundial se festejó en Chile, al ser un hijo de la yegua chilena Ramatuelle (Jeune Homme), oriunda del Haras Limarí, que, tras ser exportada como corredora, se quedó en Estados Unidos oficiando como yegua madre.

Fallecida en 2014, el mismo año que su penúltima cría Texas Red deslumbró con su precocidad en las pistas, Ramatuelle sigue siendo motivo de orgullo para el elevage de su país de origen, producto ahora del prometedor arranque que cumplió su descendiente en la reproducción.

Tras su victoria en la Breeders´ Cup Juvenile (G1), Texas Red volvió a escena en 2015 y luego de dos segundos lugares consecutivos, retomó los triunfos quedándose con la victoria en el Jim Dandy Stakes (G2) en Saratoga, mismo escenario en el que cumplió su última actuación oficial con motivo del Travers Stakes (G1), pleito en que culminó quinto.

Una lesión le impidió seguir en las pistas y su futuro como destacado corredor, se trasladó a la crianza, ahora en la faceta de reproductor en Crestwood Farm. Sus primeros hijos nacieron en 2018 y este 2020 su fee fue fijado en 10 mil dólares.

Precisamente de su primera hornada en las pistas, nació su hija My Girl Red, vendida en 70 mil dólares en las ventas OBS de yearling en octubre de 2019 en Ocala y que en pista defiende la casaquilla de Erich Brehm, que fue uno de los principales propietarios de Texas Red en las pistas.

Así, el equipo del entrenador Keith Desormeaux detrás de My Girl Red, volvió a rememorar las hazañas conseguidas por su padre, Texas Red, luego que su pupila de alzara con el Sorrento Stakes (G2) disputado en Del Mar, el viernes recién pasado.

La nieta de Fusaichi Pegasus, se estrenó con un triunfo en Santa Anita a mediados de junio en 900 metros y en su primera intervención clásica, con la fusta de Flavien Prat subió a 1.200 metros para liderar prácticamente de principio a fin el recorrido, superando a la llegada con total holgura a Get On the Bus (Uncle Mo), su más cercana contendora y que terminó a cuatro cuerpos y tres cuartos de la flamante vencedora.

Los 120 mil dólares en premios que recopiló con su faena, le permitieron al padrillo Texas Red ubicarse tercero en la estadística de padrillos debutantes, solo superando bajo ese mismo parámetro por Nyquist (Uncle Mo) y Speightster (Speightstown), este último el actual líder del ranking, con tres crías ganadoras sobre diez que han corrido.

Mientras, de los nueve hijos de Texas Red solo My Girl Red ha podido festejar y por el desempeño mostrado, ilusiona de sobremanera a sus responsables de reeditar varias de las alegrías que en su momento les brindó su padre, transformado ahora en su calidad de reproductor, en un embajador de la hípica chilena por su linaje materno que seguirá traspasando genéticamente a su descendencia, luego de este prometedor arranque.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)