La millonaria Concrete Rose saldrá a la venta y sus actuales dueños no descartan seguir corriendo antes del remate

La yegua ganadora de Grupo 1 y más de 1.2 millones de dólares, será subastada en las ventas de Keeneland en noviembre y podrá ser adquirida tanto para la cría como para seguir compitiendo.


 Photo: Coady Photo - C. Henríquez
Concrete Rose (Twirling Candy) Photo: Coady Photo

La millonaria yegua Concrete Rose (Twirling Candy), que a la fecha suma más de 1.2 millones en ganancias, saldrá a la venta en las subastas de noviembre en Keeneland, las que comenzarán inmediatamente después de que se dispute la serie del Breeders´ Cup el 6 y 7 del mismo mes.

La hembra de cuatro años no corre desde febrero del 2019, ya que sufrió una fractura en la mano derecha en agosto y cuando ya estaba lista para regresar en abril, terminó nuevamente lesionada, claro que no requirió de cirugía, "ni nada por el estilo", pero sí un largo tiempo de inactividad, dijo Glenn Bromagen, copropietario de Ashbrook Farm a Horse Racing Nation.

Por lo mismo Bromagen cree que "puede hacer una carrera antes de la venta", en la que buscaría engalanar aún más su extraordinario palmarés y demostrar que está en excelente forma para la competencia, ya que quienes la adquieran lo podrán hacer tanto para la cría como para correrla.

En su campañ,a la nieta de Powerscourt ha ganado seis de las siete veces que salió a la pista y cinco de esos triunfos son al primer nivel, consiguiendo victorias en el Belmont Oaks Invitational Stakes (G.1), Chase Jessamine Stakes (G.2), el Florida Oaks (G.3), el Edgewood Stakes (G.3) y el Saratoga Oaks Invitational Stakes (Black Type), con un total en premios por US$ 1.218.650.

Bromagen dijo que era el mejor caballo que había comprado en su vida, le costó "sólo" 61 mil dólares, y que fue una tremenda decisión asociarse con BBN Racing, y que si pudiera correrla hasta que tuviera 8 años lo haría, pero que estaba en el "negocio" del turf a largo plazo y que la venta "se redujo a una decisión comercial".

La subasta de Concrete Rose quedó a cargo de Lane´s End, quienes le dieron "la bienvenida con orgullo a la ganadora de Grupo 1".

La directora de ventas del Lane´s End, Allaire Ryan, destacó que ellos habían vendido a la hembra en 2017 y que hasta la fecha sigue siendo la líder en ganancias del su versátil padrillo Twirling Candy, más que los también ganadores de Grupo 1 Gift Box (Santa Anita Handicap y US$ 1.127.060) y Collusion Illusion (Bing Crosby Stakes y US$ 398.751).

"Estamos encantados de tener la oportunidad de realzar nuestras consignaciones de noviembre con una potranca de su calibre. Su talento, apariencia y crianza combinados la convertirán en un prospecto buscado en cualquier programa de alto nivel", apuntó la ejecutiva en declaraciones que reproduce Thoroughbred Daily News.

"Keeneland está emocionado por la oportunidad de presentar a Concrete Rose en la venta de noviembre con todo el apoyo que merece una hembra de su estatura", agregó Shannon Arvin, presidente electo de Keeneland y jefe de ventas interino.

"Concrete Rose es un caballo de carreras extremadamente exitoso, uno de los mejores de su generación en su división, y su futuro es emocionante ya sea que regrese a la pista de carreras o comience su carrera como yegua madre", sentenció.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)