Investigación: ¿Los caballos olvidan a sus dueños?

En tiempos de cuarentena y distanciamiento social, muchos propietarios se preguntan si sus caballos los recordarán cuando puedan volver a verlos. Al respecto, diversos estudios indican que los caballos tienen una memoria privilegiada y que probablemente, incluso estén extrañando a sus humanos.


 Photo: José Manuel Reyes - Ignacio Pacheco A.
Photo: José Manuel Reyes

Pasa el tiempo y se mantienen las restricciones de todo tipo a raíz de la pandemia del COVID-19. La hípica no es ajena a la crisis sanitaria y aunque las carreras han vuelto en algunos países del mundo, los propietarios de caballos siguen impedidos de ingresar a los hipódromos.

Lo cierto es que hay distintas formas de ser dueño de un finasangre. Mientras algunos prefieren verlos sólo en los días de carrera, otras personas suelen estar muy presentes en la vida de sus ejemplares, visitándolos con frecuencia en los corrales para darles una manzana, zanahoria, un terrón de azúcar o simplemente para acariciarlos y compartir un momento de cariño con ellos.

Pero hoy nada de eso es posible y por lo mismo, muchos propietarios se están preguntando si sus caballos los recordarán cuando puedan volver a visitarlos. De acuerdo con un artículo publicado por el portal Horse Sport, está bien establecido que los caballos recuerdan cosas durante años con muy poca decadencia mental.

Un estudio de 2013 mostró que los caballos entrenados para realizar una tarea podían acordarse para qué fueron entrenados hasta 10 años después sin haberlo puesto en práctica, y que también podrían aplicar su aprendizaje en situaciones novedosas años después. Los caballos son maestros de la cognición social, lo que significa que entienden y reconocen quién es quién, así como su rango y relación en una manada. Esta capacidad es crítica para que puedan adaptar su comportamiento a la compañía en la que se encuentran.

Los caballos también pueden usar el "reconocimiento intermodal", que les permite usar uno de sus sentidos para reconocer a otro caballo. Por ejemplo, pueden escuchar un relincho y asociarlo con una imagen visual de un caballo específico.

Hay más evidencia reciente que demuestra que las habilidades de los caballos también se reflejan en sus relaciones con los humanos. Las Dras. Leanne Proops y Karen McComb experimentaron con un caballo y dos personas que estaban en contacto permanente con él; se reprodujo una grabación de audio de una de las personas llamando al caballo por su nombre y el caballo miró constantemente a la persona que hablaba en la grabación.

Otro de los hallazgos más notables en estudios recientes es que los caballos son capaces de reconocer una cara familiar en una foto, que por supuesto, carece de tacto, olor y sonido. Los caballos a los que mostraban fotos de sus cuidadores a menudo tocaban la imagen, incluso si recibían una recompensa alimentaria por tocar cualquier foto de una cara que se les presentaba. Los caballos tocaron la imagen de su cuidador incluso si no los habían visto en seis o más meses.

La evidencia adicional de múltiples estudios indica que los caballos a los que se les presentan fotos de personas con expresiones felices o enojadas pueden responder de manera apropiada al ver a esos individuos personalmente, incluso horas después.

Toda esta investigación indica que los caballos recordarán a sus dueños cuando se levante la cuarentena y además concluye que los caballos probablemente también extrañaron a sus humanos. Como los caballos son animales sociales que han evolucionado para formar vínculos, no es sorprendente que se apeguen a sus dueños o cuidadores.



Related News


Most Viewed News (Last 7 days)