Tucumán celebra al conquistador de Buenos Aires y Santiago

"Lo que no cuesta no vale", es la frase recurrente de Pedro Robles cuando se le recuerda lo que costó en un principio. No sólo para convencer al medio hípico, sino que inclusive para conseguir su patente. Algo increíble pensando que en su currículum traía un triunfo en el Carlos Pellegrini. Fue con Freddy el año 2002.


 Foto: Rafael Reyes - Juan Antonio Torres
Pedro Robles Foto: Rafael Reyes

"Pienso que estoy soñando", decía a los medios en pleno San Isidro aquella vez, saliéndole dicha monta a última hora producto de la rodada de su colega Jorge Valdivieso y derrotando a Peasant, precisamente del que lo habían bajado a él por una caída que Robles tuvo una semana antes de la cita y que motivó a pensar a su dueño que el jockey no estaba en plenitud. Son las cosas de la hípica. Acá ocurrió aquello también en un Derby que tuvo a Enrique Araya y Carlos Pezoa como protagonistas. 


"Cada vez son más los que confían en mí en Chile", dijo a los medios esta vez, teniendo premio su perseverancia y paciencia, sin flaquear pese a esos momentos de incertidumbre y sorpresa al ver las dificultades que le ponían en el camino. Y claro, su principal soporte ha sido John Pinochet. Ahora los libros dirán que ganó El Ensayo con Cambridge, de otro preparador, dando validez a sus palabras. 

Y Tucumán celebra, de eso no hay dudas. Desde esa zona partió a conquistar Buenos Aires. Ahora Santiago se rinde a sus pies. En la gloria, Robles no olvida esos pasajes que seguramente en más de un momento le hicieron meditar si seguir o devolverse. 

"Pese a lo vivido igual hubo personas que ayudaron desinteresadamente. Y claro que haber ganado un Pellegrini abre puertas. También me sirvió esa experiencia para esto que logro ahora. Tal vez para tener la calma que se necesita en estas carreras. Me parece que el tren fue distinto al del Nacional y el favorito ya no vino lo tranquilo del otro clásico. Eso también fue clave. Ahora a seguir trabajando, porque con Curinao tenemos tarea pendiente en el Hipódromo Chile y le sigo teniendo fe a ese caballo en la arena".

Decir que Cambridge es hermano de la recordada hembra Caserta Mía, una Stuka ex pupila de Cristián Muñoz que en su camada que corrió el año 2005 llegó segunda en el Gran Criterium ganado por Miyasaki y cuarta en el St Leger de Feliz de la Vida, habiendo obtenido antes el Alberto Solari Magnasco, donde dio cuenta de María Graciosa y Tía Yamile. Botones de muestra que confirman su línea fondista. Capaz que no sea una quimera llevarlo al St Leger entonces en busca de la Triple Corona Nacional.

Noviembre 2, 2018, Chile
Juan Antonio Torres

Noticias relacionadas


Noticias más vistas